Lo que se dice

6 abr. 2009

Tabaco para los heridos




Mucho ha cambiado la sanidad desde la época de la Guerra Civil Española (1936-39) hasta nuestros días. Y es que en la época bélica en nuestro país los pequeños placeres se convertían en algo fundamental para paliar el horror. Unos placeres que pasaban por una cama blandita, un sueño tranquilo o simplemente un pitillo.

En este sentido, cabe recordar que en los años 30 el tabaco estaba considerado como un artículo de primera necesidad para los hombres, pero sobre todo para aquellos que combatían en el frente y para los heridos que se recuperaban en los hospitales de campaña, ¡cómo ha cambiado la historia! ¿verdad? Fijaos si ha cambiado que los propios médicos hacían continuos llamamientos a que se mejorase el suministro de pitillos, que nunca llegaba en suficiente cantidad para satisfacer el ansia de nicotina de los soldados.

Como nota curiosa, en las primeras líneas os dejo un cartel que forma parte de los fondos del Centro Documental de la Memoria Histórica, un claro ejemplo del cambio de la política sanitaria de nuestro país. Además, a mí me parece incluso bonito.

P.D. No sé por cuánto tiempo, pero de momento he vuelto, a ver cuánto me dura!!

 
ir arriba