Lo que se dice

13 may. 2008

Vlad Tepes, "el empalador"



Siempre me fascinó el personaje de Drácula y todas sus leyenda, las que parecían reales, las que no lo eran, las reales, pero realmente ¿qué encontramos detrás de uno de los personajes más conocidos de la literatura y de la pantalla grande?

La figura que inspiró a un escritor y reinventó la leyenda de Drácula es un personaje, más bien una persona, tan real como la vida misma. Vlad Tepes, más comúnmente conocido como 'El empalador', fue gobernante nacido en Rumania en el siglo XV que adquirió su apodo porque nada más y nada menos empalaba a sus víctimas. Era una persona muy cruel, pero sin duda se convirtió en un héroe.

La manera de torturar, atormentar y matar de este cruel gobernante fueron lo que lo hicieron tan reconocido además de su forma de luchar por la independencia de su país. Tanto su valentía como su crueldad le hicieron merecer reconocimiento en su época.

Como ya hemos mencionado, el método de tortura y ejecucion favorito de este gobernante fue el empalamiento. Tenía grandes cantidades de personas empaladas alrededor de su castillo como si fueran guardianes, disfrutaba viendo cómo morían sus víctimas. Usaba un palo sin punta, para aumentar la agonía, que entraba por el ano o la vagina y pasaba por su interior hasta la boca o el hombro, causando un dolor incomparable (no me lo quiero ni imaginar).

Y es que "tan sólo" 100.000 personas murieron de esta forma en su reinado, incluyendo familias enteras, delincuentes, traidores, incluso bebes y gente de su propia milicia. Este reinado del terror comenzó en el año 1456, y probablemente terminó en 1476, cuando fue asesinado por los turcos, tras una batalla en la que lucharon aproximadamente 300 de sus hombres contra 14.000 turcos.

6 comentarios:

Belén dijo...

Uy si... yo también siento cierta simpatía por Vlad, pero jo, cada vez que se una nueva historia de ellos me quedo muy...

Besicos

Mara dijo...

Jejeje, creo que has conseguido que drácula me dé aún más miedo. Ay ese palo sin punta!! jeje Besitos guapetona :)

Browner...Seguro? dijo...

que simpatico el tal Vlad.. y eso que segun nos cuentas solo duro 20 años... vaya tela... eso debe doler mucho.. mucho...y lo que no se me ocurre es pensar como conseguian introducir el palo....

Juan Rodríguez Millán dijo...

A Vlad le descubrí gracias a la preciosa película que Coppola hizo de Dracula (aunque sigo creyendo que no era el Dracula sobre el que escribió Bram Stoker).

En cosas así derivaban las guerras santas de antaño...

AMYLOIS dijo...

Dios, ya lo sabia, pero me has puesto el cuerpo malo.
Cada vez que lo escucho o lo leo.
Ainsssssss que doló.

Nadym dijo...

Belén, como para no quedarte, menudo miedo niña. Un besico.

Mara, Drácula es el terror de las nenas, ya lo sabes tú!! En ese palo mejor no pensar, buffff. Besotes preciosa.

Browner, sí, muy majo el tío, habría que decir que menos mal que sólo duró 20 años, que si no a saber a cuántos se habría cargado. Mejor no pensar cómo se introducía el palo, pero la gravedad supongo que echaría un cable. Un besi.

Juan, maravillosa la peli de Coppola, pero ya que has mencionado el libro te cuento un secreto, creo que soy la única persona del mundo que lo ha empezado cuatro o cinco veces y nunca lo he conseguido acabar. Besos.

Amylois, yo conforme lo estaba escribiendo creo que me puse verde también, como ya he dicho por ahí, estas cosas mejor no pensarlas. Muac!!

 
ir arriba