Lo que se dice

17 ene. 2008

Hasta arriba de curro




Buenas a todos, ya sé que os tengo abandonados, ya sé que llevo muchos días sin actualizar, pero es que aunque unos estén hasta arriba preparando Fitur, otros están hasta arriba organizando el viaje a Fitur, y otros (digamos yo) hasta arriba de noticias, y de reuniones con los amigos. Muchísimas noticias, muchísimos artículos que escribir y un reportaje polémico en la cartera a punto de cerrar. Os lo contaré en breve, por ahora postulo eso de "en boca cerrada no entran moscas" para que ninguno de mis compañeros me lo destripe.

Sigo viva como ya habréis notado, sigo visitando vuestros blogs y si el tiempo no lo impide pronto volveré a la carga en cuanto pueda respirar un poco de aire para mí. Y encima este fin de semana me toca trabajar, puf que rollo.

Besos a todos y abrazos especiales... sí, también para ti.

11 comentarios:

Amarcord dijo...

para mí? que bien!!

Nadym dijo...

Amarcord, claro que sí para ti también, para todos!!! Y además por ser el primero especiales ;) Besotes mil.

Browner...Seguro? dijo...

El trabajo dignifica jajajajaja, a curraaaaaaaaaaaaar que diria el otro, tranquila que uno tambien disfruta del trabajo bien hecho, que seguro sera tu caso... gracias por el abrazo, otro fuerte para ti

bebita dijo...

Pues, ante todo, mucha calma! Me has intrigado con ese reportaje. Ya nos contará, eh? Un besito! E intenta disfrutar del finde, aunque sea entre notas de prensa, llamadas telefónicas y entrevistas de última hora. Muaaaaaka!

Nadym dijo...

Browner, sí que dignifica niño, pero no veas cómo cansa a veces. Y bueno no sé si el trabajo bien hecho es mi caso, al menos le pongo ganas y hago lo que me gusta, que es muy importante, que si no... qué sería de mí. Besotes mil.

Bebita, calma toda la del mundo y más pero a finales de semana y sin haber descansado estoy hecha polvo ya... y lo que queda :( Y sí disfrutaré pero como tú bien dices, entre notas de prensa, entrevistas... bueno está. Del reportaje poco puedo decir, sólo es una denuncia de algo tremendamente grave, si hay suerte con mi última llamada este finde os lo cuento. Besos guapísima.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Dales duro, que son pocos y cobardes... Y cuando tengas cinco munitos, y después de haber respirado y descansado adecuadamente, nos lo cuentas, je, je...

Nadym dijo...

Juan, lo que pueda, no sé hasta dónde nos llevará el tema, lo que te aseguro es que va a dar que hablar... o eso espero al menos. Y no sabes lo que pica ya el no poder contarlo, ay, en cuanto pueda... Besos.

LaStLiFe dijo...

Generalmente únicamente leo el blog y no suelo participar en los comentarios (me gusta pasar desapercibido), pero en este caso he de comentarlo, ya que haces referencia a un artículo que, si no me equivoco, ha salido hoy. Así que, ante todo, enhorabuena.
Espero que todas las precariedades que citas en él se resuelvan cuanto antes, porque es una auténtica vergüenza que dichos servicios esenciales recorten gastos y no cumplan las obligaciones mínimas cuando su trabajo es salvar vidas (más bien evitar que terminen).
Sigue así, porque seguro que estás ayudando mucho a toda la sociedad de tu población, y ya de paso, denunciar a aquellos que prefieren ganar dinero a costa de jugarse la vida de los demás.
Por si a alguien le interesa, el artículo esta aquí.

Nadym dijo...

Gracias pequeño, ya sabes que a veces mi grito contra las injusticias a pesar de lo que me pueda caer encima es precisamente el motor que mueve mi vida laboral.

Menos mal que pasas desapercibido, con lo protagonista que a veces eres tú de este blog. Ya sabes a qué me refiero...

Hoy escribiré un post sobre el artículo y pondré un enlace, hay gente por ahí que quiere ver dónde estaba metida. Y sí, por supuesto que debe acabar, espero que en mayo coja este servicio alguien más responsable.

No sé si ayuda a la población, al menos que se enteren de lo que hay, y lo que no saqué, que no es poco. En otros capítulos, más. Por cierto, en unos días quizá toque sorpresa laboral. Un besote guapo.

Maximus dijo...

Te cuento que hace dos noches llamé a una ambulancia porque una mujer me advirtió de que había una persona en el suelo en aparente mal estado. Por lo visto, cuando la mujer intentó ayudarle sólo recibió malas palabras, así que me pidió que avisara a los profesionales porque ella no llevaba el móvil encima.
La respuesta de esos profesionales fue que no irían porque esa persona no se dejaba ayudar. "Oiga, pero yo no sé si se deja ayudar o no, es sólo lo que me ha contado esta mujer...". Dio exactamente igual.

Saludos.

Nadym dijo...

Maximus mira, el testimonio más sorprendete de donde yo vivo es una mujer que se cayó en la calle y se rompió la cadera hace unos días. Pues bien... dos horas y media estuvo la mujer tirada en el suelo esperando una ambulancia, y encima cuando llegaron se sorprenden porque la mujer está cabreada... no me digas. Surrealista, pero sabes que tú al menos hiciste lo que debías.

Besos.

 
ir arriba