Lo que se dice

27 nov. 2007

¿Dónde está el castillo?



Hace algún tiempo alguien escribió "Mi meta, adorarte en un altar secreto como mi sueño que eres". No voy a poner nombres aquí porque entonces sería muy fácil y parece ser que aunque nos pese, las cosas fáciles nunca salen bien. Y como siempre digo... quien me conozca, bien sabrá de dónde viene esa -para mí- fabulosa frase. No sé qué tiene que ver con lo que voy a contar, pero para alguien supongo que significará algo y me apetecía escribirla.

Echando la vista atrás... era una mañana maravillosa de verano, al fondo se encontraba el ansiado mar y las perfectas olas. Caminando por la orilla el agua moja mis pies -nuestros pies- mientras paseo y el viento suave roza mi cara. Todo era el encuentro de aquella ansiada búsqueda de la infancia.

Ahora desperté, en mi pecho siento una incipiente angustia que acabo de descubrir. Aquellos pájaros y aquellas olas que aún escucho cuando pienso (las pocas o muchas veces que lo hago) al romper en la orilla se funden formando en mi mente la agradable música de tu respiración.

Cada vez más lejos veo a varios niños construyendo castillos de arena, y las pequeñas/perfectas olas que van y vienen, que vienen y van, destruyen una y otra vez la obra perecedera de los pequeños. Desvío mi ya no miope (lo que es importante, porque si no, no hubiese visto el castillo) mirada y ésta se pierde en la inmensidad del mar y le pregunto con tristeza y algo más ¿Qué hago aquí si tú destruyes el castillo de arena que una vez construí con mi vida?

No hay comentarios:

 
ir arriba