Lo que se dice

29 nov. 2007

¡Testificad!



Me gusta mucho la palabra "testificar", suena fuerte, consistente y acojona. Y no pongo precisamente "acojona" por un capricho, todo tiene lógica en esta vida ... veréis, veréis ...

En la actualidad, cuando se tiene que decir la verdad en un juicio se le hace jurar al testigo sobre la Biblia, pero en la antigua Roma esto no era así, en vez de jurar sobre este libro se apretaban los testículos con la mano derecha, de ahí viene la palabra "testificar".

Hay otra versión que indica que de cada Cónclave, cuando ya se había elegido cardenal, que sería investido como Papa, era sometido a una prueba realizada por otro cardenal, perteneciente también al cónclave, que era nombrado para tal. Consistía en que éste último debía tocarle los genitales al Papa con la mano para asegurarse y testificar luego a los demás que éste era masculino, evitando así el fraude de haber elegido a una mujer haciéndose pasar por hombre.

¿Con cuál os quedáis? Yo no lo sé, pero está claro que a aquel que le toca testificar bien le tocan los ...

No hay comentarios:

 
ir arriba