Lo que se dice

3 mar. 2008

Reír mirando al cielo



Cuando leí El Principito tenía tan sólo ocho o nueve años, mucho ha llovido desde entonces, pero el corazón de aquel peculiar Principito creado por Antoine de Saint Exupéry me acompañará por siempre, porque aunque parezca una tontería sigo creyendo en el poder de la risa y en la magia de las estrellas.

Por aquella época poco entendí, sólo vi un cuento que se leía rápido y que estaba entretenido, con el tiempo lo volví a leer y me parece una joya para los sentidos. Un libro que muestra la simplicidad de las cosas complejas, y una perfecta mezcla de sentimientos buenos que fluyen alrededor de cada uno de nosotros y que pocos somos capaces de apreciar.

Hoy quiero compartir con vosotros, mi parte preferida, si es que se puede elegir ...

- Por la noche mirarás las estrellas; mi casa es demasiado pequeña para que yo pueda señalarte dónde se encuentra. Así es mejor; mi estrella será para ti una cualquiera de ellas. Te gustará entonces mirar todas las estrellas. Todas ellas serán tus amigas. Y además, te haré un regalo... Y rió una vez más.
- ¡Ah, muchachito, muchachito, cómo me gusta oír tu risa!
- Mi regalo será ése precisamente, será como el agua ...
- ¿Qué quieres decir?

- La gente tiene estrellas que no son las mismas. Para los que viajan, las estrellas son guías; para otros sólo son pequeñas lucecitas. Para los sabios las estrellas son problemas. Para mi hombre de negocios, eran oro. Pero todas esas estrellas se callan. Tú tendrás estrellas como nadie ha tenido ...

- ¿Qué quieres decir?

- Cuando por las noches mires al cielo, al pensar que en una de aquellas estrellas estoy yo riendo, será para ti como si todas las estrellas riesen. ¡Tú sólo tendrás estrellas que saben reír!
Y rió nuevamente.
- Cuando te hayas consolado (siempre se consuela uno) estarás contento de haberme conocido. Serás mi amigo y tendrás ganas de reír conmigo. Algunas veces abrirás tu ventana sólo por placer y tus amigos quedarán asombrados de verte reír mirando al cielo. Tú les explicarás: "Las estrellas me hacen reír siempre". Ellos te creerán loco. Y yo te habré jugado una mala pasada ... Y se rió otra vez.
- Será como si en vez de estrellas, te hubiese dado multitud de cascabelitos que saben reír ...

(El Principito de Antoine de Saint Exupéry)

6 comentarios:

Belén dijo...

Algún día podré leer el libro... algún día cuando me quite de la mente el que me lo enseñó... buf :(

Besos

bebita dijo...

Tú eres una de esas estrellas...
Besitos!

Mara dijo...

Qué bonito... yo tb lo leí cuando era pequeña, pero sólo una vez, y, obviamente, no lo disfruté. Así que dispuesta estoy ahora a ponerme manos a la obra! Besitos wapa!

Nadym dijo...

Belén, pues qué guarrada que el te lo enseño sea alguien a quien quieres olvidar, porque el libro merece muchísimo la pena, te animo a leerlo. Besines.

Bebita, gracias pequeña, que ilu me hace que alguien como tú piense eso. Por cierto, y tú otra ;) Besitos fuertes, guapa!

Mara, seguro que si lo vuelves a leer te encanta, porque siendo enanas no lo disfrutamos igual, al menos yo. Así que ya estás tardando... Besotes preciosa.

Anónimo dijo...

Hace unos días, ordenando unos papeles, encontré una foto de un amanecer. Era un regalo que me hizo hace muchos años alguien muy querido. En la parte de atrás tenía una dedicatoria preciosa cargada de cariño. Contenía esas palabras del principito.
Lo confieso, las había olvidado.
Al leerlas no he podido evitar acordarme de todas las veces que, durante estos años, he mirado las estrellas y he intentado mostrar las constelaciones a la persona que estaba a mi lado. La única respuesta que he obtenido, aparte de una mueca de fastidio, ha sido "si toda esa capacidad tuya la dedicases a algo mas productivo".
¡Que contraste!
No sabría decir quien juega la mala pasada, quien enseña a reír o quien se burla de quien lo hace.
Pero en cualquier caso sigo teniendo esos miles de cascabeles que saben reír. Gracias, mil veces gracias.

Nadym dijo...

No tengo palabras a tu comentario, mil veces gracias para ti... Disfruta de los cascabeles que deben sonar en tu día a día, y que no paren :)

 
ir arriba