Lo que se dice

31 jul. 2007

Catálogo de las diferentes formas de segar una vida


Dice Luis Rojas Marcos en Las semillas de la violencia que "la historia de la pena de muerte es horripilante. El ingenio del ser humano para hacer sufrir a sus semejantes nunca ha sido mejor demostrado que en los métodos de ejecución. Las muertes eran intencionadamente crueles y planeadas con el fin de prolongar la agonía del reo lo más posible. Estos espectáculos barbáricos suponían un reflejo aterrador de la venganza pública, reivindicada unánimemente tanto por el clero como por las autoridades laicas hasta finales del siglo XIX".

Amnistía Internacional es un movimiento que trabaja para que se respeten los derechos humanos en todo el mundo, y precisamente son ellos los que enseñan un terrible catálogo de las formas de ejecución que se han practicado a lo largo de la historia de los países y "de los mundos", por llamarlo de alguna forma. Porque de alguna manera, la historia de un país y la forma de administrar la justicia es un mundo, muchas veces incomprensible para personas que, como yo, defienden a capa y espada el derecho a la libertad y a la vida.
Desde este movimiento se relata que "el catálogo de las distintas formas que la mente humana ha llegado a concebir para quitar la vida a un ser humano es espeluznante. Su simple relación puede llegar a parecer un ejercicio de morbosidad; aquí va una lista, advirtiendo no obstante que ni tan siquiera es exhaustiva". Muchas de las definiciones se han sacado de la Wikipedia:
El fusilamiento, el tiro en la nuca y el ametrallamiento, que comenzaron a llevarse a cabo a partir del invento de la pólvora.
La muerte por estrangulamiento, directamente con las manos en la antigüedad y posteriormente mediante la horca por un lado y por otro con el torniquete y el garrote vil. Ésta última originaria de España, y vigente en el país legalmente desde 1820 hasta su abolición por medio de la Constitución de 1978.

Garrote vil:


La decapitación con el hacha, la espada o la guillotina, reconocida por su utilización durante la Revolución francesa
de 1789, con sus decenas de miles de ejecuciones, y bajo la cual cayeron muchas heroínas y héroes. Además, según tengo entendido es una de las muertes más desagradables moralmente, ya que la cabeza permanece consciente hasta unos segundos después de haber sido cercenada.
El degüello, en ocasiones seguido de la decapitación. Esta horrible técnica la continúan usando la red terrorista Al Qaeda en Irak, los cuales ya se han cobrado varias vidas de soldados y civiles sobre todo estadounidenses y británicos, pero por la dureza de las imágenes y a pesar de que los vídeos circulan por internet no voy a dejar ningún enlace.
El acuchillamiento. Poco hay que decir de ésta, es una forma de provocar la muerte con arma blanca.
Mediante la administración de sustancia letales: envenenamiento, claro ejemplo de ello es la muerte del filósofo Sócrates al ser condenado a beber cicuta en el año 399 a.C.; la inyección letal, que consiste en inyectar por vía intravenosa y de manera continua una cantidad letal de un barbitúrico de acción rápida en combinación con un producto químico paralizante, actualmente se sigue usando en algunos estados de EE.UU.; y la cámara de gas, uno de los métodos de exterminio nazi de uso más común en las matanzas masivas, que se desarrolló en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.
Cámara de Gas de Dachau, Alemania:


La electrocución mediante la silla eléctrica. Utilizada desde el siglo XIX y especialmente durante el siglo XX en los Estados Unidos de América, aunque también se usó durante un tiempo en las Filipinas.

Primera silla eléctrica, usada en la ejecución de William Kemmler en 1890:


Muerte por hambre y abandono en las mazmorras o en las jaulas medievales colgadas a la intemperie, o las prisiones modernas diseñadas para el exterminio de los reclusos, como por ejemplo la cárcel marroquí de Tazmamart, en activo hasta 1991.

La flagelación con disciplinas, mimbres, varas, garrotes o cualquier otro artilugio.

La lapidación y el aplastamiento (de todo el cuerpo o de la cabeza). Actualmente, este procedimiento está localizado principalmente en países de África, donde se castiga a las mujeres que mantienen relaciones sexuales ilegales. La ejecución por lapidación suele llevarse a cabo estando el reo enterrado hasta el cuello o atado de algún modo, mientras una multitud de gente le lanza piedras.
El desmembramiento mediante el potro, la rueda o la tracción a cargo de animales. Usadas sobre todo por la Inquisición española.
La crucifixión, es un antiguo método romano de tortura y ejecución mediante el clavado o atamiento de la víctima, generalmente desnuda, a una cruz, donde permanece colgada hasta su muerte por asfixia.
El empalamiento, donde la víctima era atravesada por una estaca. La penetración puede realizarse por un costado, por el recto o por la boca. La estaca se solía clavar en el suelo dejando a la víctima colgada para que muriera lentamente.
El arrastramiento hasta la muerte por erosión. Muy desagradable, como casi todas.
Todas las mutilaciones imaginables (amputaciones progresivas de distintos miembros: orejas, lengua, ojos, manos, piernas, extracción de vísceras, despellejamiento, etc.).
El ahogamiento. En la Inquisición, destilando agua encima de un paño húmedo introducido en la boca, o vertiendo el agua directamente en un embudo; modernamente, introduciendo la cabeza en una bañera o en una bolsa de plástico.
La muerte en la hoguera, aplicada a las viudas hindúes según una costumbre del siglo XVI, y a los herejes y las brujas durante la Inquisición. Un caso muy conocido es el martirio de San Lorenzo, quemado vivo en una parrilla en Roma.
La antorcha, una técnica en la que las mujeres eran rociadas con combustible e incendiadas por motivos "de honor" en algunos pueblos islámicos.
El asaeteamiento. El reo era atado a un árbol y se le lanzaban flechas hasta la muerte. San Sebastián fue un mártir condenado a morir de esta manera, pero no murió en la ejecución, por lo que fue nuevamente condenado y matado a azotes en el año 288.
La inmersión en metal fundido, o su derramamiento.
El enterramiento en vida, total o parcial (con la cabeza al descubierto), con las variantes de la presencia de termitas u otras alimañas. Y como dijo Edgar Allan Poe en su obra El entierro prematuro “el enterramiento en vida es sin duda el más aterrador de esos extremos que nunca ha golpeado la suerte de la mera mortalidad".
El emparedamiento, consistente en introducir al reo o penitente entre un doble muro. Era una práctica al parecer bastante usual en otros tiempos, de hecho fue una práctica voluntaria llevada a cabo por devotas mujeres a modo de penitencia como hicieron los anacoretas o ermitaños.
El saco y la bota. Concretamente era la introducción del condenado junto con alimañas, para que fuera devorado, en ocasiones eran arrojados a continuación a un río.

Las fieras en los circos romanos.
Por último, el lanzamiento desde un precipicio, que se llevaba a cabo en la antigüedad; desde un puente, aplicado a las mujeres adúlteras en algunas zonas de Asia Menor; o desde un avión, durante la dictadura chilena.
De estas formas de ejecución, en la actualidad siguen vigentes y legalizadas en distintos países o regiones: la electrocución, la horca, la guillotina, el fusilamiento, la inyección letal, la cámara de gas, la decapitación y la lapidación. Aunque según datos de Amnistía Internacional, se aplican también otras formas de ejecución, pero al margen de las legislaciones.
Dejo aquí un enlace donde se puede encontrar un amplio repertorio de datos sobre esta espeluznante forma de segar la libertad de vivir. Tan sólo hay que pensar una cosa, ¿hasta cuándo?

No hay comentarios:

 
ir arriba