Lo que se dice

5 sept. 2007

¡Condenado a café!



Hay que ver lo raros que son algunos reyes, no sé si es que para poder ser gobernante hay que ser raro o que simplemente al llegar a ser el "número uno" en la escalera de mandatarios de tu país te conviertes en excéntrico.

Pues uno de estos personajes curiosos de la historia es el rey Gustavo III de Suecia . Este rey estaba convencido de que el café era un veneno. Y para demostrar su toxicidad condenó a un asesino a tomar tres tazas de café al día y a otro delincuente le indultó con la condición de que bebiese la misma cantidad de te a diario.

El experimento fue seguido por una comisión médica y resultó un tremendo fracaso. En primer lugar murieron los médicos, después murió asesinado Gustavo III en 1792, muchos años más tarde el condenado a beber te y por último el bebedor de café.

A modo de curiosidad, reseñar que Gustavo III de Suecia es uno de los reyes suecos sobre los que más se ha escrito. Varios libros, películas y documentales de televisión se cuentan entre las obras que reflejan su vida.

No hay comentarios:

 
ir arriba