Lo que se dice

16 ago. 2007

"Estoy sin blanca"



La expresión popular "estoy sin blanca" se utiliza en el lenguaje coloquial para expresar que no se lleva dinero encima o se anda escaso del mismo, es decir, que mal anda el pecuniam en los bolsillos.

El dicho "estar sin blanca" procede de una moneda llamada "Blanca del Agnus Dei" acuñada en el año 1386 durante el reinado de Juan de Castilla y León con motivo de las guerras contra el Duque de Lancaster.

La moneda era de plata y cobre aunque de aspecto blanquecino. Con el tiempo, la moneda fue devaluándose acuñándose toda de cobre, siendo muy poco su valor.

El Diccionario de la Moneda Española nos dice exactamente que
la "Blanca del Agnus Dei" era una moneda de vellón con mezcla de plata que hizo labrar el rey de Castilla Juan I (1379-1390). Tenía en el anverso la inicial del nombre del príncipe y en el reverso el cordero de San Juan Bautista. La leyenda del anverso era Agnus Dei Qui Tolis y en el reverso "Pecata Mundi miser". Valía un maravedí, es decir nueve dineros, aunque no pesaba sino tres, pero éste bajó en 1387 a seis dineros. La ley y peso variaron según las épocas. En diversos catálogos pasa a denominarse 1/2 Blanca del Agnus Dei, acuñándose en Burgos, Córdoba, y Sevilla.

No hay comentarios:

 
ir arriba