Lo que se dice

9 ago. 2007

¿Me pone una tapa?




La primera tapa de la historia española se dice que surgió a raíz de una anécdota protagonizada por Alfonso XIII de España, en una de sus visitas a Cádiz. Se cuenta que antes de regresar a palacio, el monarca se paró en una venta de la playa y pidió una copa de vino de Jerez, pero no se percató de que un remolino de viento amenazaba con llenar de arena su vino. Sin embargo, un camarero atento se precipitó a cubrirla con una loncha de jamón. Cuando el rey fue a dar un sorbo preguntó con sorpresa: ¿Qué es esto? y el mozo le respondió: " Perdone su Majestad, le he puesto una tapa para que no entre arena en la copa". Se dice que el rey se comió el jamón y pidió que le sirvieran otra copa, pero con una "tapa" igual .

También dice la historia que fue otro rey del mismo nombre, Alfonso X el Sabio, el que a causa de una enfermedad, que le obligó a tomar pequeños bocados entre horas, con pequeños sorbos de vino, creó este genial "invento". Una vez repuesto, el Rey Sabio dispuso que en los mesones de Castilla no se despachara vino si no era acompañado de algo de comida, regia providencia que podemos considerar oportuna y sabia para evitar que los vapores alcohólicos ocasionaran desmanes orgánicos en aquellos que bebían, quienes, en la mayoría de las ocasiones, no tenían suficiente pecunio para pagarse una comida con abundancia proteínica y en condiciones.

¿Alguien sabe cual de las dos historias es la buena o si son únicamente meras leyendas?


No hay comentarios:

 
ir arriba